Sobre el ejercicio de la partería

La partera de la AMP:   

  • Toma como centro de su actividad a la persona humana por lo que realiza su práctica bajo un enfoque de derechos humanos de las mujeres, no violencia y paz.  
  • Se maneja de manera profesional, basándose en los valores y competencias de la AMP.
  • Su práctica se basa en saberes comprobados ya sea por evidencia científica o conocimientos ancestrales.
  • Utiliza los diagnósticos, intervenciones y tecnología de manera apropiada. 
  • Tiene disponibilidad para el acompañamiento una vez que se acepta el mismo.
  • Actúa con confidencialidad y privacidad
  • No discrimina ni niega la atención a una mujer con parto inminente.

Sobre la relación con la mujer y la/el recién nacido

La partera de la AMP construye una relación en la que:

  • Toda mujer tiene derecho a decidir ser atendida y acceder a una partera
  • Trata a la mujer con calidez y respeto a su autonomía.
  • Brinda la información necesaria para que la mujer pueda tomar decisiones.
  • Trata cada embarazo y nacimiento como diferente y único.
  • Honra el nacimiento de cada bebe como un ser humano que debe ser tratado con amor y respeto.
  • Reconoce el parto como una experiencia única y transformadora en la vida de la mujer.
  • Protege el apego inmediato entre madre e hijo.
  • Cuida en todo momento el papel protagónico de la mujer en el parto.
  • Crea una relación de confianza y de conocimiento profundo de la vida de la mujer.

SOBRE LA RELACIÓN CON OTRAS PARTERAS Y OTROS PROFESIONALES DE LA SALUD.

La partera de la AMP  

  • Participa activa y continuamente en una red comunitaria de atención y salud facilitando que todos puedan realizar su trabajo de manera óptima.
  • Se relaciona con otras parteras, y otros profesionales con respeto, escucha activa, comunicación clara y honesta, hermandad, solidaridad y humildad.
  • Mantiene la confidencialidad y privacidad de casos compartidos tratándolos con neutralidad y profesionalismo. 

Sobre las integrantes de la AMP

  • Velan por el bienestar de la partería y de su Asociación.
  • Comparten los valores y responsabilidades de ser miembras.
  • Participan activamente para fomentar la armonía y fortalecer al grupo.
  • Representan a la asociación, interna y externamente en coherencia con sus valores.
  • Valoran las distintas opiniones al interior de la AMP.
  • Mantienen la confidencialidad del grupo.
  • Mantienen una comunicación clara y directa.
  • Reconocen el valor de todas las miembras por igual.
  • Resuelven sus conflictos de manera positiva.